Clorador salino Gre Balance

Natur Clara le ofrece de la marca Gre, el clorador salino Balance.

El equipo de electrólisis salina es ideal para piscinas privadas. El sistema de cloración salino necesita para su funcionamiento únicamente 3 elementos: agua + sal de consumo humano (cloruro sódico) + electricidad. Está basado en la producción natural a través de la electrólisis de hipoclorito sódico, oxígeno y ozono.

Ref.: EESB55
Recíbelo entre mañana y el Lun 02 de Noviembre i
Distribuidor Oficial Gre

Características

  • Consigue una piscina sin olor a cloro y sin irritaciones en los ojos con el nuevo clorador salino Gre Balance.
  • Diseñado para piscinas enterradas y elevadas con un volumen de agua hasta 55 m³.
  • Producción de cloro: 8 g/h
  • Tasa de sal recomendada: 4 g/l
  • Fácil instalación, sin mantenimiento.
  • Regulación manual de la producción de cloro con el potenciómetro integrado en función de la tasa de cloro deseada.
  • Incluye célula (electrodo único) con función de inversión de polaridad.
  • Servicio posventa Gre.

Expecificaciones:

  • Sistema de desinfección del agua de la piscina. LA electrólisis es un proceso de transformación natural que se basa en un ciclo perpetuo; la sal se transforma en cloro, que se vuelve a transformar en sal, etc.
  • Sirve para sustituir el cloro en pastillas (químico) por cloro creado a partir de una disociación del cloruro sódico (sal).
  • Consta de una célula que contiene el ánodo y cátodo, está situada en la manguera de retorno de la depuradora y es importante colocar un bypass, para poder anular el paso del agua por la célula en caso de querer hacer una cloración de choque, evitando de esta forma que se deterioren el ánodo y el cátodo (las piezas más importantes y caras del clorador).
  • Puesta en marcha por 1º vez: es conveniente hacer una cloración de choque para tener el agua completamente limpia. A continuación echamos en el agua 4kg de sal por metro cúbico de agua ( 50 m3 serían 200kg de sal
  • A continuación, hay que remover muy bien esa sal en el agua para que se disuelva bien (moviendo el agua o bañándose
  • Una vez esté bien disuelta la sal, se debe conectar el clorador al mismo enchufe de la depuradora, de manera que al poner ésta en marcha, se ponga a funcionar el clorador.
  • Al pasar el agua por la célula, el ánodo y el cátodo, estos oxidan la sal, y transformarán el cloruro sódico en cloro y sodio; el cloro (sin aditivos químico), servirá para tratar el agua y el sodio se quedará en el fondo de la piscina, al tiempo de estar cada uno por su lado, se vuelvan a unir y se vuelva a formar la molécula de sal.
  • En nuestros equipos, el ánodo y el cátodo son autolimpiables; esto se consigue cambiando la polaridad cada 4 horas de uso; de esta manera se consigue que la cal no se quede adherida a los polos. En otros equipos que no tengan este tipo de sistema de autolimpieza, se deberá desmontar el ánodo y el cátodo y limpiarlos en ácido clorhídrico (labor que debe hacerla un técnico).
  • Se debe controlar el PH como en cualquier piscina, bien a través de un controlador-dosificador de PH o bien manualmente.
  • Se debe reponer la sal que se pierde con los lavados, para lo que se tendrá que controlar la salinidad del agua con las tiras salinas. En el aparato, hay un testigo luminoso que indica falta o exceso de sal. Hay un mando para crear más o menos cloro, según se necesite. Este mando puede ser tipo rueda o digital.
  • Instalación: se puede gestionar la instalación a través de nuestro SPV ( 946 741 844 O aacha@gre.es ) . El coste aproximado es de 170 € sin el controlador del PH; en caso de ponerlo serían 200 €
  • Beneficios de la cloración salina: mantenimiento más económio, ya que nos olvidamos de las pastillas de cloro, menos agresivo para la piel, los ojos, los bañadores; ya que no usa productos químicos.
  • Además, debido a la mayor densidad del agua, se disfruta de una sensación de relax dentro del agua. La salinidad de la cloración es similar a la de una lagrima, muy inferior a la salinidad del agua del mar
  • Cómo instalarlo:
  • El vaso debe instalarse después del filtrado y después del calentador a la salida del surpresor.
  • El agua debe obligatoriamente circular entre las placas (electrodos).
  • Hay que preveer un espacio suficiente en el lado desmontable del vaso para poder retirar los electrodos.
  • Si el vaso se monta en bypass, hay que asegurarse de que el 80% del flujo pasa por el vaso.
  • Instalar el detector del caudal del vaso en su emplazamiento posicionando la flecha que se encuentra encima en el sentido del flujo.
  • Instalar un electrodo de conexión a tierra con el fin de captar las corrientes residuales presentes en el agua.

Información adicional

Si desea información adicional puede acceder a ella en los siguientes documentos descargables.

¡Por favor introduce tu email!

Rellene los siguientes campos, y en menos de 1 MINUTO recibirá en su correo electrónico un email con la mejor oferta ONLINE DEL MERCADO.

MEJOR PRECIO GARANTIZADO

Productos relacionados